Las bases de una dieta equilibrada para niños


¿Cómo debe ser la alimentación infantil?, ¿qué alimentos deben incluirse en los menús escolares? Son muchos los padres preocupados por la alimentación de sus hijos en las escuelas: ¿comerán bien?, ¿se terminarán el plato?, ¿comerán demasiado?


A continuación detallamos cómo debería ser una jornada escolar desde el punto de vista de la alimentación:


- Desayunar en casa, antes de ir a la escuela. Esta comida debe incluir un lácteo (ya sea un yogur o un vaso de leche), cereales y una pieza de fruta.


- Completar el desayuno, durante el recreo. Se recomienda la ingesta de una pieza de fruta o bien un bocadillo pequeño. Así, evitaremos llegar a la comida con demasiada hambre y comer de más.


- Comida. Lo ideal es hacer dos platos: el primero que combine verduras con hidratos de carbono (legumbres, arroz o pasta) y el segundo que contenga las proteínas (carne, pescado o huevo). Es importante que los padres estén informados del plan semanal de los menús para complementar la cena convenientemente. Así, podrán equilibrar las dietas diarias y no pasarse con la ingesta de proteínas.


- Merienda a media tarde, a la salida de la escuela. Es importante ya que al llegar a casa deberá hacer los deberes y necesitará energía para ello. Además, comiendo cada 3-4 horas evitaremos llegar a la siguiente comida con demasiada hambre y comer de más.


- Por último, la cena, que dependerá de la comida.







Entradas destacadas