Cómo combatir el síndrome de ovario poliquístico con la alimentación


El Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP) es uno de los trastornos más comunes que afectan a las mujeres hoy en día. Por ello, en este artículo, abordaremos algunos aspectos de éste, así como su interacción con la dieta.




¿Qué és el SOP?


Según la Asociación Española de Síndrome del Ovario Poliquístico el SOP es una alteración hormonal y metabólica que se define como una disfunción ovulatoria causada por una hiperandrogenemia. Es decir, se produce un desarreglo hormonal en el cuerpo de la mujer debido a un exceso de producción de hormonas masculinas.


No hay un consenso sobre el origen del SOP, pero sí se está de acuerdo en que es un trastorno producido por varios factores. De forma general, podemos diferenciar entre las siguientes causas:


  1. Genéticas

  2. Resistencia a la insulina

  3. Estrés metabólico

  4. Hipotiroidismo

  5. Factores ambientales (dieta, ejercicio, estrés…)

En muchos casos, no hablamos de una sola causa, sino de un conjunto de factores que pueden incluir estos, u otros muchos.


Cada vez es mayor la relación que se observa entre la obesidad, la resistencia a la insulina y el SOP.


¿Cómo se manifiesta?


Sus síntomas varían en función de la mujer, de la causa que lo provoca y de su estilo de vida. De forma general, podemos describir éstos desordenes como:

  • Reproductivos: anovulación, ovario poliquístico, hiperandrogenismo…

  • Metabólicos: resistencia a la insulina, disfunción de la secreción de insulina, hiperlipemia, diebetes…

  • Desórdenes de la salud en general: incremento de los factores de riesgo para afecciones cardiovasculares, cáncer endometrial y de mama.


¿Cómo es la dieta con SOP?


Una mujer con SOP, tenga o no sobrepeso, ha de cuidar su dieta, ya que tiene en su cuerpo factores que pueden empeorar su salud. Ha de regular aquellos alimentos que le produzcan una respuesta insulínica muy alta, ya que como hemos dicho antes, el SOP está muy relacionado con la producción de insulina. En muchas ocasiones, el cambio de hábitos diarios, como la mejora de la dieta y el aumento de ejercicio ayudan al cuerpo a regular ese desorden hormonal.


A continuación os damos algunos consejos:


  • Elimina de tu dieta hidratos de carbono simples y productos refinados (el azúcar/la glucosa aumenta los niveles de insulina en sangre. La fruta, aunque contenga fructosa, tiene muchos minerales beneficiosos, además de fibra, que ayuda a que ese azúcar se absorba de una manera mucho más lenta, evitando una respuesta hormonal exagerada.

  • Opta por los hidratos de carbono complejos como las legumbres y los frutos secos.

  • Puedes ingerir las verduras que quieras, aunque prioriza aquellas en un bajo contenido de almidón (brócoli, espinacas, calabacines, judías verdes, pimientos…)

  • Se recomienda descender el consumo de leche ya que hay evidencias de que pueden contribuir al aumento de hormonas andrógenas y niveles de insulina. Limita la toma a 1 ración al día.

  • La proteína (vegetal o animal) está totalmente aconsejada, ya que este nutriente no suele necesitar insulina para metabolizarse y no eleva los niveles.

  • Incorpora a tu dieta fuentes de omega-3, ya que ayudan a controlar el colesterol, la insulina y la inflamación.


Recuerda que cada caso es diferente, y si padeces de SOP, lo más indicado es que busques profesionales que puedan guiarte en tu proceso, buscando siempre la opción más indicada para tu caso.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • LinkedIn
  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon