Tipos y propiedades del té

Hoy en día llamamos “té” a cualquier bebida hecha con agua caliente y plantas pero realmente es la que está hecha con las hojas de la planta del té, siendo las variedades más conocidas la Camellia sinensis sinensis y la Camellia sinensis assamica, originarias de China e India. Al resto de bebidas hechas con agua caliente y hojas, flores, bayas, etc. de otras especies de plantas les llamamos infusiones.


Hay mil de tipos de tés, se consumen por todo el mundo, siendo ésta la bebida más consumida después del agua. En función de cuándo se cosechen las hojas y los brotes y del tipo de tratamiento al que se les someta posteriormente, tendremos varios tipos: té verde, té rojo, té negro, té blanco y té oolong.


Té verde

Se elabora a partir de las hojas no fermentadas, solo se dejan secar y se someten a un tratamiento de calor. Es muy rico en vitaminas y minerales antioxidantes por lo que es beneficioso para prevenir enfermedades degenerativas y cardiovasculares y aumenta el metabolismo, por lo que se recomienda para personas que quieren perder peso. Té rojo

Se elabora a partir de hojas semifermentadas (té verde fermentado). Tiene múltiples propiedades; estimula el metabolismo de las grasas, disminuye los síntomas de la gota y de las alergias y ayuda a mantener la salud del sistema digestivo y urinario. Té negro

Se elabora a partir de hojas fermentadas y oxidadas y es el que más cafeína tiene. Contiene taninos que benefician al aparato digestivo, tiene beneficios para el sistema cardiovascular y es diurético, por lo que se considera un buen depurativo. Existen múltiples combinaciones de té negro con otras plantas, dando lugar a tés muy aromáticos.

Té blanco

Se elabora a partir de yemas (las hojas más tiernas) con tono plateado. Se cosechan antes de que se abran y se dejan secando al sol. Tiene muchos beneficios para la salud; es rico en polifenoles antioxidantes, ayuda a reducir el colesterol, combate las caries, es diurético y favorece la capacidad cognitiva.

Té oolong o azul

Se elabora a partir de hojas semifermentadas que se dejan oxidar durante menos tiempo que el té negro. Fortalece el sistema inmunitario y protege el corazón ya que reduce el riesgo de padecer infartos.


Todos tienen muchos beneficios para salud; aportan antioxidantes, vitaminas y minerales. Tienen propiedades relajantes anti-estrés y ayudan a la concentración. Se recomiendan mucho en las dietas de pérdida de peso debido al efecto termogénico de la cafeína y el efecto quemagrasas de los polifenoles, además de que no aportan calorías y ayudan a la hidratación. En resumen…¡beber té no aporta más que beneficios! ¿A qué esperas a probar los distintos tipos?

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • LinkedIn
  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon