Beneficios de los frutos secos

En estos días de cuarentena es importante el consumo de alimentos no perecederos, que podamos guardar en la despensa y nos duren muchos meses. Hoy os hablamos de los frutos secos, alimentos muy saludables que podemos combinar de muchas formas en nuestra dieta y nos aportan muchos nutrientes.




Los frutos secos tienen un alto contenido energético y un gran aporte fibra y antioxidantes.

Los ácidos grasos de las almendras, avellanas, anacardos, piñones, pistachos y nueces son mayoritariamente insaturados, es decir, que regulan los niveles de triglicéridos y colesterol en sangre por lo que resultan muy beneficiosos para la salud cardiovascular.


Los frutos secos cultivados en España son principalmente las almendras, nueces, avellanas y piñones, y son también los que mayoritariamente han formado parte de nuestra cultura gastronómica, ya que son muy versátiles y están presentes en muchísimas recetas de nuestro país.


Se pueden incorporar a la dieta de diversas maneras; en una ensalada, mezclados con yogur, añadidos encima de una crema de verduras, animando un salteado de hortalizas, alegrando un guiso de pescado, triturados formando una crema para untar o solos cuando nos entren ganas de picar.


Se recomienda consumirlos de 3 a 7 veces a la semana en formato crudo o tostado (sin sal, azúcares ni fritos). Una ración serían unos 25 g sin cáscara o 30g con cáscara, más o menos un puñado con la mano entreabierta.

Entradas destacadas