Alimentación para tomar el sol

El sol puede ser tanto aliado como enemigo de nuestra salud, ya que puede ser beneficioso para el organismo si se toma con moderación pero perjudicial si abusamos de él. A través del sol obtenemos la mayor parte de la vitamina D, fundamental para numerosas funciones del organismo, y además nos aumenta la liberación de endorfinas, las hormonas del bienestar. Una sobreexposición también tiene efectos perjudiciales, por eso hay que tomarlo con moderación.


Una alimentación adecuada puede ayudarnos no solo a protegernos del sol, sino también a conseguir un tono bronceado saludable y progresivo. Hay algunos alimentos que nos ayudan a conseguir estos objetivos;



Agua

Es fundamental mantener una buena hidratación durante todo el año, pero especialmente cuando vamos a exponernos al sol ya que el agua ayuda con funciones críticas como mantener la temperatura corporal, amortiguar o proteger los órganos vitales y ayudar en la digestión. En días calurosos, el cuerpo pide agua debido al aumento de la sudoración y no beber suficiente puede interferir con las funciones necesarias del cuerpo.


Zanahoria y tomate

Consumir estos alimentos con regularidad puede influir en el tono de piel, pero se debe dar durante un periodo continuado debido a sus altas concentraciones en pigmentos como betacarotenos y licopeno, respectivamente.


Brócoli, aguacates y espinacas

Contienen fibra, son muy bajos y son ricos en betacarotenos, precursores de la vitamina A que estimulan la producción de melanina y de antioxidantes, de manera que protegen la piel al tiempo que potencian el bronceado.


Nueces

Son ricas en vitamina E, un poderoso antioxidante que puede ayudar a reducir el daño de los radicales libres y retrasar el proceso de envejecimiento de las células. Se pueden llevar como tentempié para la playa.


Melón, sandía y melocotón

Contienen mucha cantidad de agua por lo que son perfectos en esta época. Incluso podemos congelarlas previamente ya cortadas y llevarlas en un pícnic a la playa para un tentempié refrescante.


Huevo

El huevo contiene mucho colágeno, la proteína más abundante del cuerpo, presente en músculos, huesos, tendones, ligamentos, órganos, vasos sanguíneos, piel, revestimientos intestinales y otros tejidos conectivos. Por tanto, es conveniente asegurar una correcta ingesta de esta proteína en épocas de exposición al sol para paliar los efectos de los radicales libres.


Alimentos ricos en vitamina C

La vitamina C es un potente antioxidante que protege de los radicales libres y activa las defensas, los que más contienen el pimiento rojo, los cítricos los kiwis, las fresas, el perejil y los frutos rojos.


Entradas destacadas