Alimentación para la depresión post-vacacional


La depresión post-vacacional es un conjunto de síntomas que afectan a muchas personas tras incorporarse a la vida laboral y a la rutina tras el periodo vacacional.

Estas personas desarrollan algún tipo de malestar relacionado con la vuelta a la rutina, como la tristeza o ánimo deprimido, la falta de vitalidad y de interés o las alteraciones en la alimentación o el sueño, que pueden causar un deterioro en áreas importantes de la vida como la laboral, la social o la personal.

Para ello, hay varios hábitos que podemos incorporar a nuestro día a día como el ejercicio y la socialización.

En cuanto a la alimentación, es importante garantizar el aporte de vitaminas y antioxidantes, que nos ayudarán a reponer las células de los estragos del verano, evitar los alimentos ultraprocesados y darnos tiempo para comer y cocinar. Hay muchos alimentos que nos asegurarán este aporte de nutrientes, estos son algunos de ellos.





Yogur

Es una buena fuente de probióticos, los cuales ayudan a tener una buena salud intestinal y también mejoran en los cuadros de depresión. Se cree que al reducir la producción de químicos inflamatorios, pueden ayudar a digerir el triptófano, un aminoácido imprescindible en la síntesis de la melatonina, la serotonina y la vitamina B3.


Nueces

El perfil de ácidos grasos de este fruto seco presenta una cantidad significativa de ácido alfa-linoleico omega 3 de origen vegetal el cual está relacionado con una buena salud mental.


Alimentos integrales

Contienen carbohidratos de absorción lenta, lo que significa que no provocan picos de glucosa en el organismo, son saciantes y tienen mucha fibra, que mejora el tránsito intestinal y, por tanto, harán que nos sintamos mejor.


Huevos

El consumo de proteínas, junto con la práctica de ejercicio físico de tonificación, es fundamental para tener una buena masa muscular, que nos hará sentir más fuertes y con más energía. Los huevos son una de las mejores fuentes de proteínas que encontramos, puesto que estas contienen todos los aminoácidos esenciales, además de que es saciante y moderadamente calórico.


Café

Un consumo moderado de café puede ser de gran ayuda para combatir el cansancio y la falta de energía; puede prevenir enfermedades cardiovasculares, neurológicas, diabetes de tipo 2 y tiene también efectos antidepresivos.




Plátano

Es una fruta saciante y completa, que aporta potasio y también buenas cantidades de triptófano.

El triptófano se encuentra también de forma natural en alimentos como el pollo, las almendras o el chocolate. Pese a que en los últimos tiempos se ha hecho muy popular como suplemento alimenticio, lo cierto es que es fácil alcanzar las cantidades recomendadas por la OMS (unos 3,5 mg de triptófano por kg de peso) mediante la dieta, de manera que antes de suplementarlo por nuestra cuenta es conveniente consultar a un profesional de la salud para que nos indique si es o no conveniente.


Entradas destacadas