Alimentos de digestión difícil

Cada persona es diferente y no a todos les cuesta lo mismo digerir determinados alimentos. Mientras algunas personas tienen muchísimos problemas para digerir las verduras crudas, sobre todo por la noche, otras pueden consumirlas sin ningún problema y no deberían dejar de hacerlo siempre que les sienten bien.

Lo importante es conocerse y saber que, tal vez, existen determinados alimentos que deberemos incluir con moderación en la dieta, y siempre a mediodía, para no sufrir con la digestión. Estos son algunos de los que suelen dar más problemas:


Fritos

Las frituras suelen ser especialmente difíciles de digerir, sobre todo si las tomamos fuera de casa. Si las vas a consumir, es mejor no hacerlo fuera de casa.


Mantequilla

La grasa se digiere y metaboliza en forma de triglicéridos y el estómago tarda más en digerirla que los carbohidratos o las proteínas. Por este motivo, la comida con un alto contenido en grasas provoca una sensación de saciedad más prolongada, pero también puede causar problemas digestivos en algunas personas.


Leche

Para digerir la lactosa necesitamos lactasas, enzimas responsables de la hidrólisis de la lactosa presente en la leche y otros productos lácteos y con la edad estas enzimas van perdiendo actividad. Cuando eliminamos la leche de la dieta durante un tiempo, nos cuesta mucho más digerirla ya que las lactasas pierden actividad. No se recomienda tomar leche sin lactosa o leches vegetales si no existe intolerancia.


Legumbres

Pueden resultar de por sí indigestas para muchas personas, asi que lo mejor es comerlas en ensalada y acompañadas de otros alimentos de fácil digestión, evitando comerlas en forma de guisos y estofados acompañadas de grasas que empeorarán la situación.


Lechuga

Tanto la lechuga como las endivias, escarolas y otras verduras que consumimos crudas favorecen la producción de gases, de manera que resultan especialmente indigestas para muchas personas. Por lo general todos los alimentos que tienen fibra producen gas, y hay que tener en cuenta que si las cocemos siempre nos van a sentar mejor que crudas.


Espinacas

La fibra puede resultar indigesta en un principio pero el cuerpo siempre se acaba acostumbrando. Es habitual que muchas personas que deciden comer sano, e incorporan prácticamente de golpe a la dieta frutas, verduras y hortalizas que hasta el momento no comían pueden tener problemas para digerirlas a causa de la fibra. Es una situación temporal, ya que el intestino se va acostumbrando poco a poco.


Carne roja

Al tener un mayor porcentaje de grasas que la carne blanca, la carne roja suele costar más de digerir, de manera que lo mejor es consumirla con moderación y acompañada siempre de alimentos ligeros.


Bollería

Tanto la bollería en particular como los ultraprocesados en general suelen contener grandes cantidades de azúcar, ácidos grasos hidrogenados, sal y harinas de mala calidad, muchas veces todos a la vez, lo que hará que además de ser perjudiciales para la salud sean también muy difíciles de digerir.


Entradas destacadas