La alimentación durante el embarazo

Con motivo de nuestro nuevo programa de alimentación para embarazadas Baby fy, os damos una serie de consejos para aquellas que estáis esperando un bebé. Es fundamental alimentarse bien durante esta etapa, ya que eso definirá la futura salud del niño.


Es importante consumir una serie de alimentos que nos proporcionarán los nutrientes necesarios para un buen desarrollo del feto durante el embarazo:

  • Verduras de hoja verde. Además de comer cualquier clase de vegetales, estas verduras son muy ricas en una vitamina llamada ácido fólico, que es fundamental para el correcto desarrollo de la médula espinal y el sistema neuronal del bebé.

  • Carne. Es una buena fuente de proteína, necesaria para abastecer las células que crecen y se reproducen de manera rápida y para el crecimiento y la reparación de los órganos que también se desarrollan en el cuerpo de la madre, como la placenta, el útero y los senos.

  • Pescado. Se recomienda consumirlo tres veces a la semana, al menos una vez debe ser pescado azul, que contiene omega 3, una grasa que favorece el correcto desarrollo del sistema nervioso del bebé. Hay que tener cuidado, las especies grandes de pescados azules como el atún pueden contener grandes cantidades de mercurio, el cuál es muy tóxico para el feto, por eso es preferible consumir especies más pequeñas como las sardinas, el salmón o la caballa.

  • Huevos. Se recomienda consumir dos veces a la semana ya que aporta nutrientes como el hierro, calcio, proteínas, y vitaminas A y D. Estos nutrientes previenen la aparición de la anemia y favorecen el buen desarrollo de los huesos del bebé.

  • Lácteos. Aportan calcio y vitaminas que favorecen el correcto desarrollo de huesos y dientes.

Por otro lado, existen una serie de alimentos desaconsejados durante el embarazo:

  • Café, té, coca cola. La cafeína presente en estos alimentos puede alterar el desarrollo embrionario y aumenta el riesgo de aborto y parto prematuro. Lo mismo ocurre con les bebidas energéticas.

  • Bebidas alcohólicas. Hay que tener mucho cuidado con el alcohol ya que, al igual que la cafeína, aumenta el riesgo de aborto, parto prematuro y otras complicaciones. Además, dificulta la absorción del ácido fólico y de otras vitaminas del grupo B, las cuales son imprescindibles para el buen desarrollo de la gestación.

  • Pescado o marisco crudo. El pescado crudo, como el sushi, está desaconsejado en el embarazo ya que puede haber riesgo de anisakis. Lo mismo ocurre con la toxoplasmosis, una enfermedad infecciosa que se transmite a través de carnes poco cocinadas y que es muy peligrosa para el feto. Cuidado con los pescados ahumados.

  • Queso. Hay algunos quesos que no están pasteurizados, como el brie, el camembert, el queso azul y el queso feta y pueden contener bacterias que producen enfermedades infecciosas, lo cual puede suponer un grave riesgo en el embarazo.

  • Embutidos. Pueden contener el parásito de la toxoplasmosis, ya que se elaboran a partir de carne cruda.

  • Salsas. Las salsas que contienen huevo crudo, como la mayonesa, pueden contener bacterias de salmonella, por eso es mejor consumir este tipo de salsas de bote, que utilizan huevos pasteurizados y, por lo tanto, libres de infección.

Además de estos alimentos, la alimentación tiene que ser equilibrada; hay que comer fruta y verdura, alimentos ricos en fibra, beber mucha agua, reducir el consumo de azúcar, sal, bebidas gaseosas, alimentos precocinados, etc. De esta manera nos aseguraremos un buen desarrollo del feto.



Entradas destacadas