Alimentos que parecen sanos pero no lo son


Algunos alimentos pueden parecer buenas opciones para llevar una dieta sana y equilibrada pero en realidad no lo son. Esto no quiere decir que se deban excluir completamente de la dieta, sino que su consumo debe ser moderado y no abusar de ellos. Es mejor que sepamos lo que estamos consumiendo, para poder controlar su consumo. Algunos de los alimentos que parecen sanos pero que en realidad no lo son tanto son:

Barritas de cereales A pesar de lo que mucha gente piensa, contienen grasas saturadas, una cantidad elevada de azúcar, colorantes y otros aditivos. Zumos de frutas envasados Aunque se piense que son más sanos que los refrescos, la mayoría de zumos envasados contienen una gran cantidad de azúcar. Los que dicen “sin azúcares añadidos” contienen edulcorantes, colorantes y aditivos. Lo ideal es tomar fruta fresca y sino zumo natural. Azúcar moreno El azúcar moreno que venden en la mayoría de sitios no es más que azúcar blanco refinado que ha sido oscurecido con melaza, por tanto, sus propiedades son las mismas que el azúcar blanco. El aporte de vitaminas y minerales del azúcar es muy escaso. Tortitas de arroz A pesar de su bajo contenido calórico, contienen saborizantes, sal y aceites cuyo valor nutricional es muy escaso. No suelen saciar demasiado por lo que se suelen consumir varias piezas. Alimentos ecológicos

Que un producto es ecológico quiere decir que se ha cultivado, manipulado y distribuido libre de pesticidas, herbicidas y otros productos químicos. Esto significa que contiene menos contaminantes. Desde el punto de vista nutricional, no es más saludable ya que el contenido de nutrientes es similar al del mismo producto no ecológico.

Cereales de desayuno Aunque se vendan como buenos para la dieta o sin azúcares añadidos hay que prestar atención al azúcar que contienen y a las calorías, porque algunos que aparentemente son sanos y ligeros tienen una elevada cantidad de azúcar y grasas trans. Fiambres y quesos en lonchas En los fiambres suele haber una gran cantidad de espesantes tales como harinas y féculas y muchas sales y grasas y en el caso de los quesos suelen ser mezclas de fermentos lácticos con una gran cantidad de grasa para mejorar su textura. Es importante prestar atención al etiquetado. Pan de molde Aunque mucha gente crea que los sándwiches son más sanos que los bocadillos, el pan de molde tiene más calorías, más colesterol y más grasas que el pan de barra, ya que en su elaboración se le añade azúcar, mantequilla y grasas saturadas aunque sea integral, ya que es lo mismo pero con más fibra. Frutos secos fritos o tostados con sal Los frutos secos son saludables, pero si los comemos fritos y con sal, no lo son tanto, ya que se le añaden grasas, sal y calorías. Elige los naturales.

Ketchup

Aunque el ingrediente principal es el tomate, tiene un alto contenido en azúcar y calorías.


Bebidas vegetales

Pueden parecer sanas y si se trata tan solo del producto exprimido podría serlo pero en la mayoría de los casos son agua, azúcar y otros ingredientes, por lo que hay que fijarse bien en el etiquetado.


Bebidas isotónicas

Estas bebidas aportan agua y sales minerales, lo cual viene muy bien para reponernos del ejercicio físico. El problema es que la mayoría, además, contiene una gran cantidad de azúcar, unos 20 gramos por botella.


Palitos de pipas

Aunque los vendan como sanos y los pinten como un buen snack para tomar a media mañana, lo cierto es que tienen una gran cantidad de calorías, azúcares y grasa.


Como conclusión, es importante que nos fijemos bien en las etiquetas de los productos que vamos a consumir porque pueden engañar bastante para que seamos conscientes de lo que estamos comiendo.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • LinkedIn
  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon