¿Cómo combatir la retención de líquidos de forma natural?


Hoy en día la retención de líquidos es un problema muy común, sobre todo en las mujeres, y es importante saber que se da con mayor frecuencia en situaciones en las que la actividad hormonal está desequilibrada. ¿Pero, en qué consiste la retención de líquidos?


Pues bien, se trata de una acumulación anormal de líquidos, debajo de la piel, que suele afectar especialmente a la zona de las piernas debido a una mala circulación sanguínea, que dificulta la absorción de líquidos. Esto crea una sensación de hinchazón y pesadez que además genera un falso aumento de peso.


Suele aparecer por diversas causas como, por ejemplo, la exposición prolongada al calor, el estilo de vida sedentario, desequilibrios hormonales, ciertos medicamentos, algunas enfermedades, el consumo excesivo de sal, etc.


Pero ¡calma!, que estos líquidos son fáciles de eliminar con una alimentación y estilo de vida saludable. A continuación, os damos algunos consejos para ello:


  • Evitar pasar mucho tiempo seguido de pie.

  • Sentarse sin cruzar las piernas y con las piernas en alto.

  • No llevar ropa muy apretada que pueda cortarte la circulación, especialmente en la zona de la tripa y las piernas.

  • Realizar ejercicio físico, caminar al menos 30 minutos al día, etc.

  • Beber mucha agua; por ejemplo, un vaso de agua caliente con limón antes de desayunar es muy efectivo para eliminar líquidos.

  • Tomar una infusión de cola de caballo o diente de león por la mañana y de té verde a la hora de merendar (además el té verde ayuda a quemar grasas).

  • Reducir el consumo de sal, sazonar los alimentos con especias y condimentos si se quiere dar más sabor.

  • Evitar alimentos como las conservas, los precocinados y los embutidos, debido a su alto contenido en sodio.

  • Evitar el alcohol.

  • No abusar de productos diuréticos, esto podría generar un efecto rebote.

  • Los lácteos, mejor tomarlos desnatados.

  • Tomar alimentos ricos en omega 3: semillas, pescado azul, frutos secos, etc.

  • Tomar alimentos ricos en potasio: semillas, aguacate, plátanos, frutos secos, semillas, legumbres.

  • Tomar alimentos diuréticos: alcachofas, tomate, cebolla, ajo, espárragos, apio, pepino, zanahoria, jengibre y frutas; como la naranja, el plátano, la piña, los arándanos, el kiwi, el melón y la sandía.

  • Platos como el gazpacho, las ensaladas, los zumos naturales, los caldos vegetales y los pescados a la plancha son una muy buena opción para una dieta de retención de líquidos.


Siguiendo estos consejos puedes ayudar a eliminar los líquidos acumulados en tu cuerpo, pero si hay complicaciones, lo mejor es acudir al médico.


¡Suerte a tod@s! :-)


Entradas destacadas
Entradas recientes