¿Suplementación vitamínica? No. Y te cuento porqué...


De las primeras cosas que nos vienen a la cabeza cuando estamos cansados, queremos estar más sanos y fuertes o bien aumentar nuestro rendimiento, es recorrer a la suplementación vitamínica (vitamina C, antioxidantes, complejos vitamínicos y minerales, etc.) u a otros suplementos. Y ninguno de sus supuestos beneficios ha estado demostrado.


Te explico... lo cierto es que lo mejor es cumplir una de las primeras recomendaciones sobre alimentación, que es: consumir un mínimo de 5 raciones de fruta, hortalizas y verduras, a diario.


Esto sí que nos asegura una aportación notable de minerales, vitaminas y fibra. Pero si buscamos una aportación excelente, debemos introducir 2 palabras clave más: VARIEDAD y COLORIDO.


Es súper beneficioso jugar con todos los colores que nos ofrecen estos alimentos, sobre todo rojos, naranjas y verdes oscuros. Colores vivos, sobre todo las partes que nos comemos, más que la piel. Fresas, tomates, pimientos rojos y verdes, naranjas, calabazas, zanahorias, melocotones, brócoli, espinacas, alcachofas, seguido de un largo etcétera.


Es en este momento, cuando tiene que salir de dentro nuestro la parte creativa y conseguir hacer de cada plato una obra de arte: colores variados, diferentes texturas, buena presentación, equilibrio con otros alimentos... No hace falta grandes cantidades, pero si ir variando.

Recuerda que la primera suplementación es la propia alimentación.


¡Ánimo!

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Icono social de YouTube
  • LinkedIn
  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon